Friday, April 28, 2006

ULTIMO ASESINATO (SU PROPIO SUICIDIO, ESCRITO POR EL ANTES DE MORIR)

En una noche termine de escribir un papel y decidí salir a tomar un pode aire fresco, encendí un cigarrillo y tome prestada una rosa roja que guarde en mi chaqueta negra, decidí buscar una ves mas a la mujer que en mi vida había sido la mas importante había perdido tanto tiempo alimentándome de odio que era mejor tratar de ver una cara que pudiera brindarme mínimo un saludo. Camine por varias oras esperando la llegada oportuna, eran como las 10:30 p.m. cuando Salí del bar con unas copas enzima, camine hacia la calle, toque la puerta y cuando salio mire sus ojos, totalmente aquella belleza tan grande que había perdido hace algún tiempo, su sonrisa era la misma sus ojos la misma luz la misma sencillez de mis labios solo salio un hola extraño que me dejo mudo, ella se acerco y me dijo como estas? Mi respuesta fue creo que bien por el momento, saque la rosa de mi chaqueta y la extendí hacia ella, la tomo y miro por unos segundos, me dio las gracias, me platicas por unos minitos y después de la despedida, mis ojos se llenaron de lagrimas, mi ultima palabra que salio de mis labios fue te amo, y seguí mi camino, cuando regrese mi mirada hacia su puerta a un estaba ahí ella mirando como es que desaparecía entre la neblina de esa noche.

Al soltar la última lágrima, camine un poco más, de nuevo al bar saque una botella, la conserve en mis manos, la abrí tome un cigarrillo y camine, lentamente entre la noche. Serian las 2:00 a.m. de la mañana llegue a la casa descubrí mi cuerpo y camine un poco mas. Descubrí cosas que jamás había escuchado de mi mismo, estaba arto de mi mismo y de mi vida y subí al techo de mi casa desnudo, y desde ahí deje caer mi cuerpo, arañado por las uñas y por el desgarre del cuchillo de había clavado en mis cuerpo, no supe nada de mi.

Y jamás lo volveré a saber no sabré si leíste mis cartas que jamás te entregue, no se si alguna vez me perdonaras.

Cuando termino este escrito la historia se cumplo tal y como el la escribió aquí, y firmo con su propia sangre y confeso lo que había hecho. Y entre otras cosas que nadie nunca supo de el.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home